• adriasolagustavo

Sonda de la NASA observa el borde del sol

Gracias a nuevos análisis del Observatorio de Relaciones Solar-Terrestre (STEREO por sus siglas en inglés) han surgido detalles sobre la evolución del viento solar.

Los satélites conocidos como STEREO-A y STEREO-B han estudiado el borde del sol observando cómo se origina el flujo constante de partículas cargadas, conocido como viento solar. Es importante entender cómo se generan estas partículas para incrementar la seguridad en la Tierra, pues las tormentas solares que las contienen son dañinas para los satélites y las líneas eléctricas.

Desde la década de 1950 los científicos saben de los vientos solares, pero descifrar su evolución ha sido muy complejo. Antes de ese tiempo, se sabía que el sol y su atmósfera estaban compuestos de plasma, que son partículas que se separan a temperaturas extremadamente altas.

Estas partículas de cargas positivas y negativas son emitidas de la corona del sol y cubren el sistema solar hasta mucho más allá de Plutón.

Los nuevos análisis muestran que el plasma cambia mientras se aleja del sol.

“Mientras más te alejas del sol, la fuerza de su campo magnético se debilita más rápido que la presión de la materia. Eventualmente, la materia actúa más como un gas que como plasma magnéticamente estructurado.” Dijo Craig DeForest, del Southwest Research Institute en Colorado.

Los científicos siempre creyeron que la fuerza magnética es dominante en el borde de la corona, pero es la primera vez que lo han visto. Es difícil captarlo en una cámara porque el plasma es tenue y dispersa la luz solar.

Para observarlo, los científicos procesaron las imágenes excluyendo las fuentes de luz que son 100 veces más brillantes que el plasma, por ejemplo la luz del sol y las estrellas.

El trabajo realizado por STEREO ayudará a los científicos a comprender las observaciones de la misión “Solar Probe Plus” de la NASA, cuya sonda se enviará en 2018. “Solar Probe Plus” hará un acercamiento a la corona para conseguir más información sobre el surgimiento del viento solar y algunos cambios.

Los análisis más recientes de los datos del STEREO fueron publicados en ‘The Astrophysical Journal”. Estos datos fueron obtenidos en diciembre de 2008, cuando ambas sondas funcionaban. Hace dos años se perdió comunicación con el STEREO-B durante un reinicio programado, sin embargo se recuperó el contacto el mes pasado y se están observando las condiciones en las que se encuentra.

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados