• adriasolagustavo

Reduce tu huella de carbono (GEI)

En el marco de la Conferencia Climática COP 21 de Naciones Unidas, el 12 de diciembre último, 195 países -incluyendo Latinoamérica- firmaron en París un histórico acuerdo mundial para el planeta. Se comprometieron a controlar las emisiones de carbono a fin de no permitir que las temperaturas suban en más de 2°. Y lo más importante: no son solo los estados quienes deben proteger el clima, sino sus gobiernos locales, grandes industrias, bancos y ciudadanos.

Cambio climático y emisiones de carbono

El cambio climático es real, todos somos responsables y debemos ser parte de la solución.

Desde el comienzo de Revolución Industrial a mediados del siglo XIX, las emisiones de dióxido de carbono a nuestra atmósfera aumentaron constante y dramáticamente, por la quema de combustibles fósiles, especialmente carbón, petróleo y gas y en menor grado de metano y gases industriales.

Este aumento en el CO2, de aproximadamente 280 partes por millón (ppm) antes de la Revolución Industrial hasta alrededor de 392 ppm hoy, está teniendo un impacto enorme en nuestro clima. Eleva las temperaturas y altera nuestros climas con sequías más frecuentes y fenómenos meteorológicos más extremos. Nuestros niveles de mar están subiendo y zonas enteras podrían desaparecer. Si los glaciares de Groenlandia se debilitan, los niveles globales del mar podrían aumentar en más de 6 metros, inundando zonas de bajo nivel en todo el mundo y provocando una catástrofe.

La causa del cambio climático es el hombre

Debemos resolver el problema reduciendo nuestras emisiones en un 50 a 85% a nivel mundial, para mediados de siglo. No es una tarea imposible. Se lograría bajando nuestras emisiones de carbono un 2% por año. El cambio climático es un problema de consumo individual. Científicos suizos explican que podríamos frenar esta crisis si cada uno consumiera solo 2.000 vatios de energía anuales. El norteamericano medio consume 12.000, mientras que un bangladesí, 300. El desafío es la reducción consciente en países de occidente. Empezar por tomar decisiones informadas acerca de hábitos de vida, como viajar menos, mejorar las leyes y usar las nuevas tecnologías, ayudarían mucho a bajar las cifras.

La responsabilidad de reducir mi huella

Es un compromiso ineludible, ya que el planeta está siendo muy afectado y debemos reaccionar por nosotros y por las futuras generaciones.

Todos los días hacemos algo que afecta en mayor o menor medida al calentamiento global. Ducharnos, comer, viajar ó consumir electricidad, pueden aumentar la huella de carbono personal, dependiendo de cómo lo hagamos. Esta huella afecta mucho la liberación excesiva de gases de efecto invernadero, que al ser sobrepasados no pueden cuidar la vida. Así, se hace difícil controlar los rayos del sol y mantener una temperatura apta para la vida humana.

Pequeños grandes cambios

  1. Usar menos secador de ropa ya que gasta mucha electricidad

  2. Desconectar cargadores y demás aparatos electrónicos cuando no lo estás usando porque consumen igual

  3. Mantener limpio y en buen funcionamiento tu congelador para que no consuma tanta energía

  4. Usar más la bicicleta y transporte público y menos el auto particular

  5. Usar bolsas de tela para el supermercado ya que las plásticas son muy contaminantes

  6. Usar envases retornables o reciclables para consumir menos plástico

  7. Comer menos carnes dada la cantidad de energía que requiere su producción

  8. Mantener el auto en buen estado para reducir la contaminación

  9. Usar solamente plantas autóctonas y plantar un árbol para mejorar el oxígeno

  10. ¡ Recordar y aplicar siempre las 3 R’s: Reduce, Reutiliza y Recicla !

Disminuir tu huella de carbono es un acto de amor y responsabilidad humanitaria. El aporte de cada uno, sumado al del resto puede hacer un gran cambio

Hay muchas organizaciones y sitios que ofrecen herramientas online para calcular tu huella de carbono. Una de ellas es La Calculadora CO2, que determina cuánto Dióxido de Carbono emites anualmente, ingresando tus hábitos, costumbres y otros datos básicos: http://calcula.mihuella.cl/

Compensa tus emisiones

Plantar un árbol ayuda a compensar lo que no puedes evitar. Funcionan como un pulmón que renueva el aire, capturando el dióxido de carbono, aportando oxígeno y creando un entorno más amigable. Sólo una hectárea de bosque nuevo resuelve el problema de 4 toneladas de CO₂ anuales.

Es importante entender el cambio climático y desarrollar soluciones prácticas y rentables para frenar, detener y reducir esta crisis.

¡Todos podemos ayudar!

Fuentes:

– Carbon Fund: http://www.carbonfund.org/

– Mi Huella de Co2: http://www.mihuella.cl/

– National Geographic: http://www.nationalgeographic.com.es/

– United Nations Conference on Climatic Change 2015: http://www.cop21.gouv.fr/en/

Author Bio: Ximena colabora con ……. cubriendo temas sobre Planeta & Vida y Medicina & Salud. Es Periodista, vive en Buenos Aires, Argentina. Cuando no está escribiendo o investigando, trabaja en su fundación por la prevención y reparación de lesiones cerebrales infantiles, canta, cuida su jardín y disfruta con su familia y amigos

#carbono #reciclaje #salud #tierra #vida

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados