• MundoCiencia Oficial

¿Por qué el bicarbonato de sodio y el vinagre son tan buenos para limpiar?


Limpieza con bicarbonato de sodio


Limpiar con bicarbonato de sodio puede ser una forma eficaz de eliminar productos químicos nocivos en tu hogar. Cada vez más personas están dejando de utilizar productos nocivos durante la rutina de limpieza diaria y, en su lugar, recurren a productos naturales como bicarbonato de sodio y el vinagre para eliminar la suciedad, desinfectar las superficies y dejar los espacios más brillantes y limpios, según el diario Reader's Digest.


¿Por qué son agentes de limpieza tan efectivos? La respuesta científica es bastante simple: el bicarbonato de sodio y el vinagre se encuentran en extremos opuestos en la escala de pH.


"Cuando limpias con bicarbonato de sodio o vinagre, en realidad estás haciendo manipulaciones muy complejas de las moléculas", dijo May Nyman, profesora del departamento de química de la Universidad Estatal de Oregon.


La mayoría de la gente asocia el bicarbonato de sodio (NaHCO3) con la cocina, pues hace que los pasteles y panes queden grandes y voluminosos. El vinagre por otro lado, es una solución diluida de ácido acético (HC2H3O2), producido por bacterias durante la fermentación.


"El bicarbonato de sodio es lo opuesto al vinagre. Es potente como el vinagre pero disuelve la materia orgánica", dijo Nyman a WordsSideKick.com. "Como el vinagre, no puede hacerte daño y nunca será dañino al limpiar los lugares donde almacena su comida".


Ambos ingredientes de cocina son agentes limpiadores muy eficaces porque se encuentran en lados opuestos de la escala de pH. El pH es una medida de cuán ácida o básica/alcalina es una sustancia, en una escala de 1 (muy ácida) a 14 (muy básica), con un valor neutro de 7. El agua pura tiene un pH de 7. El bicarbonato de sodio tiene un pH de 9, mientras que el vinagre tiene un pH de 2, según el Servicio Geológico de EE. UU.

Créditos: quimicaencasa.com


Limpieza rápida y eficaz


El bicarbonato de sodio es capaz de disolver compuestos orgánicos como suciedad y grasa. Además, la estructura mineral de cada partícula de bicarbonato de sodio proporciona un abrasivo suave para limpiar sin dejar marcas. Como ácido, el vinagre descompone los minerales que se forman a partir del agua, formando manchas antiestéticas en lavamanos, bañeras y encimeras.


La combinación de estas dos sustancias domésticas comunes puede traer resultados increíbles en la cocina, aunque es importante no combinarlas en cantidades iguales porque es necesario mantener la mezcla en el lado ácido o básico del valor neutro. Cuando se mezcla bicarbonato de sodio con vinagre, el ácido del vinagre descompone el bicarbonato de sodio, liberando gas de dióxido de carbono, lo que ayuda a eliminar la suciedad de las superficies.


Aquí te dejamos algunos trucos de limpieza:


1- Una parte de bicarbonato de sodio con dos partes de vinagre. Esta mezcla libera una efervescencia de dióxido de carbono ideal para limpiar y mejorar el olor de los desagües.

2- Quita las manchas de agua dura colocando una toalla empapada en vinagre sobre el área afectada. Pasadas unas horas, retira el paño y frota la zona afectada con una pasta a base de bicarbonato de sodio y agua.

3- Elimina el moho de la ropa con bicarbonato de sodio y vinagre. Agrega media taza de bicarbonato de sodio con el detergente para ropa para potenciar el proceso de limpieza. Agrega una taza de vinagre durante el ciclo de enjuague para matar las bacterias y suavizar la tela.

4- Limpie el fragüe de sus cerámicos aplicando una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Rocíe la pasta con vinagre para quitar la suciedad.


Fuentes: quimicaencasa.com, Dario Reader's Digest, LiveScience.com, WordsSideKick.com

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados