• MundoCiencia Oficial

Expertos advierten que la Tierra podría "rebelarse" e intentar matar a la humanidad

El influyente ambientalista James Lovelock ha sostenido durante mucho tiempo que la Tierra se autorregula igual como lo hace cualquier organismo vivo.

Créditos: megainteresting.com


El regreso de "Gaia"


Su teoría de "Gaia", o más conocida como Hipótesis Gaia (que lleva el nombre de la deidad griega que representa la Tierra) sugiere que nuestro planeta y el medio ambiente se ajustan en respuesta a una suerte de "abuso" de la humanidad en las últimas décadas. Y debido a nuestra pésima gestión del medio ambiente, "Gaia" está a punto de responder con una gran venganza.


Si bien ese tipo de argumento puede sonar algo parecido a la trama de películas como "Avatar", es un elegante planteamiento de la idea de que nuestras acciones como humanidad están desencadenando procesos que se encuentran seriamente fuera de control. Lo que significa que debemos actuar ahora mismo, o enfrentaremos graves consecuencias.


Cambios drásticos


Lovelock sostiene que las temperaturas de la superficie de nuestro planeta se conformaron durante miles de millones de años gracias a "Gaia", es decir: los bosques, los océanos y otros elementos del sistema regulador de la Tierra, mantuvieron la temperatura de la superficie constante y óptima para la vida".


Pero la humanidad infelizmente se ha entrometido en esa fórmula cuidadosamente equilibrada.


"Dos actos genocidas, la asfixia por gases de efecto invernadero y la limpieza de las selvas tropicales, han provocado cambios a una escala no vista en millones de años", escribe. "Estamos entrando en una era de calor en la que la temperatura y el nivel del mar aumentarán década tras década hasta que el mundo se vuelva irreconocible".


Para Lovelock, no se trata simplemente de poner un montón de parques solares y eólicos para acabar con nuestra dependencia de la quema de combustibles fósiles. De hecho, el ambientalista llegó a una conclusión sorprendente: "La verdad necesitamos construir más centrales nucleares para lograr el objetivo, aunque algunos tendrán que superar sus temores exagerados a la radiación".


"Una pandemia mundial como la que estamos viviendo debería considerarse como una advertencia", dijo. "El virus, COVID-19, bien puede haber sido una retroalimentación negativa de la Tierra para con nosotros", escribe Lovelock. "Gaia seguramente se esforzará más la próxima vez con algo aún más desagradable para nosotros".



Fuentes: Futurism.com, ecolo.org

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados