• adriasolagustavo

Este pequeño polluelo tiene 99 millones de años está perfectamente preservado

Un prehistórico trozo de resina está ayudando a los científicos a saber cómo eran los pájaros cuando todavía existían los dinosaurios en la Tierra. Un reciente estudio de Gondwana Research presentó un pedazo de resina de árbol fosilizada con un pequeño viajero del tiempo en su interior. Hace aproximadamente 99 millones de años atrás, la savia de un árbol dejó atrapado a un pájaro recién nacido antes de esta endurecerse. El fósil contiene en su interior y en excelente estado de preservación, las dos extremidades inferiores del animal, la cabeza, el cuello y parte de un ala. Es el descubrimiento más completo que se tenga de esta data, lo que le da a los científicos e investigadores una excelente noción de cómo los pájaros pudieron ser en vida hace 99 millones de años. Y es una excelente noticia, porque este polluelo viene de una intrigante época en la historia de las aves; ya que todas, en rigor, provienen de los dinosaurios. Las aves modernas se caracterizan por haber sobrevivido a todas las especies de dinosaurios y sabemos que desarrollaron sus características propias antes de la extinción de los mismos. Si no se hubiesen transformado en las pequeñas criaturas aladas y con pico que conocemos hoy, no habrían sobrevivido a los eventos de extinción que acabaron finalmente con sus primos. Pero ¿Cuándo, cómo y porqué algunos dinosaurios evolucionaron y se transformaron en pájaros? La pequeña ave encontrada en el trozo de resina es parte de un grupo extinto de aves llamada enantiornitas, que de hecho, no es un ancestro de las aves que existen hoy. Pero a pesar de algunas diferencias como pequeños dientes en su pico y garras en sus alas, eran bastante parecidos a los pájaros modernos. Por lo tanto, es una especie que representa una etapa intermedia poco conocida en la trayectoria evolutiva de los últimos dinosauros que existieron en la Tierra. Los científicos ya han concluido varias cosas basadas en el fósil de 7cm del animal. En un reportaje de la revista National Geographic, señalaron que basándose en el patrón de pelechaje del animal, el equipo investigativo estaba confiado en que tenía pocos días de vida cuando murió. Pero, sorprendentemente, el ave ya tenía las plumas aptas para el vuelo. El hecho de que una criatura tan joven y pequeña estuviese equipada para volar sugiere que las especies de la época eran altamente precoces. Lo pájaros modernos, especialmente aquellos que viven en árboles, nacen prácticamente indefensos y no consiguen volar por si mismos después de un tiempo. Pareciera ser que sus primos extintos tenían un enfoque más práctico respecto de la crianza de sus crías, lo que podría también explicar las condiciones en que murió esta pequeña ave hace 99 millones de años. Si bien el cuerpo del animal se encuentra bien preservado, reconstrucciones en 3d muestran que el daño pudo haber sido ocasionado por un animal carroñero antes de que la savia cubriera todo el cuerpo. Realizar un análisis de ADN sería lo ideal pero está fuera de las posibilidades para especies como esta, ya que el ADN tiene una vida promedio de 500 años y no puede ser obtenido en cantidades significativas de fósiles dentro de resinas que tengan más que algunos millones de años como máximo. Este pequeño polluelo pudo haber muerto joven, pero gracias al descubrimiento de los científicos, la herencia de su especie seguirá viva.

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados