• adriasolagustavo

El misterioso Demonio de Tasmania

El demonio de Tasmania es un misterioso animal pertenece a la familia de los marsupiales que se encontraba a lo largo del territorio australiano, pero hoy en día solo se puede observar en la isla de Tasmania. Su tamaño pequeño entre 40 a 80 centímetros y un peso de entre 4 a 12 kilos.

Es un animal muy singular, su nombre inmortalizado por la cultura popular de los Looney Tunes, pero muy pocos sabemos su apariencia, o porque el origen de su nombre. En cuanto a su hábitat, el demonio de Tasmania prefiere habitar en matorrales cerca de la costa y en los bosques, por lo general usan madrigueras, cuevas y troncos huecos como lugar para dormir, aunque la mayor parte del tiempo están recorriendo la isla en el suelo, también pueden trepar árboles teniendo en cuenta sus afiladas garras. Sus hábitos son muy peculiares a diferencia de sus otros parientes marsupiales, comenzando con que suele dormir de día y cazar de noche, es un animal muy agresivo cuando se le provoca, por eso el demonio de Tasmania puede ser muy solitario ya que es muy común verlo en acción peleando por comida y simplemente por entrar en cólera, los ruidos que hace al cazar y pelear son muy distintivos, siendo un ruido muy molesto y amenazador dándole honor a su nombre, cuando salen a cazar de noche pueden llegar a recorrer hasta 16 kilómetros en busca de alimento lo que nos demuestra que es un marsupial muy activo y persistente. Al hablar de su alimentación tenemos que decir que el demonio de Tasmania es el marsupial carnívoro más grande del mundo, encontrando entre su dieta pájaros, peces, serpientes, insectos e incluso animales en descomposición (carroña), cuando se habla de comida para los demonios de Tasmania es cuestión de no desperdiciar nada, comiendo huesos, cabello, órganos y músculos de sus presas. Los demonios de Tasmania se aparean una vez al año en marzo, las hembras tienen un tiempo de gestación de tres semanas, dando a luz sus crías en abril, teniendo alrededor de 50 crías a la vez llamadas duendes (del tamaño de un grano de arroz), las cuales deben correr hacia la bolsa de la madre y competir por los cuatro pezones disponibles, dando lugar a solo cuatro sobrevivientes, los demás morirán por desnutrición, dentro de la bolsa permanecerán alrededor de cuatro meses hasta ser destetados y al salir de la bolsa la madre los cargara en su espalda durante ocho o nueve meses más. El tiempo de vida de los demonios de Tasmania es de entre cinco a ocho años, pero hace algunos años se ha descubierto una especie de cáncer facial que está acortando este tiempo de vida, se sabe que se forma en sus pequeños hocicos generando dificultad para comer trayendo como resultado una muerte por hambre. Este cáncer en los demonios de Tasmania ha generado una disminución en su población australiana y la isla de Tasmania con un carácter de preservación natural ya que el animal se encuentra en peligro de extinción, es preciso decir que ya la isla ha sufrido extinciones antes, como lo sucedido con el tigre de Tasmania en el año 1930, trayendo preocupación a los protectores de animales ahora por su simbólico demonio.

Si te ha gustado el contenido de nuestro post, no esperes más que comentarnos en las redes sociales tu opinión.

Más recientes
Suscríbete

Gracias por ser parte de MundoCiencia.com!

Recomendados