Virus Zika Podría Combatir el Cáncer Cerebral

MundoCiencia Oficial
Compartir en:

El temido virus Zika, famoso por causar daños cerebrales en fetos que aún se encuentran en gestación, ahora podría ayudar en la lucha contra el cáncer. Así sugiere un reciente estudio publicado por la revista Journal of Experimental Medicine.

Gracias a una colaboración entre investigadores de Cleveland Clinic y la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, se descubrió que al inyectar el patógeno en ratones adultos con cáncer cerebral, los tumores encogieron su tamaño sin dañar otras células.

Según explicaron los especialistas al diario St. Louis Post-Dispatch, el Zika daña el cerebro de los niños no nacidos porque perjudica las células madre del órgano aún en desarrollo. No obstante, en el caso de los adultos, su nivel de células madre es mucho menor, por lo que pueden resistir mejor al virus. De hecho, el mismo podría servir para tratar un tipo de cáncer cerebral, muy agresivo, llamado glioblastoma.

Se trata de la forma más común de cáncer cerebral, y uno de los cánceres más letales. Sólo en EE.UU. son diagnosticados 12.000 pacientes cada año, quienes en su mayoría mueren pasado un año después del dictamen médico. Esto ocurre debido a que las células madre tienden a ser muy resistentes a las quimioterapias, así como a otros tratamientos alternativos.

“Demostramos que el virus Zika puede matar las células cancerosas del glioblastoma, las cuales son muy resistentes a los tratamientos actuales”, comentó el Dr. Michael S. Diamond, profesor de medicina en la Universidad de Washington y coautor del proyecto.

Este hallazgo podría convertirse en un nuevo tratamiento para todos aquellos que padezcan la enfermedad.

Un posible tratamiento

tiger-mosquito-49141_1280

El Zika es un virus transmitido principalmente por mosquitos del género Aedes. Foto: Pixabay.com

El Dr. Diamond y su equipo probaron la eficacia que tenía el Zika, contra el glioblastoma, en ratones adultos de laboratorio, así como también, en tejido cerebral humano. En ambos casos el experimento fue exitoso, erradicando la enfermedad.

Los tumores fueron infectados con una de las dos cepas del Zika, observando que el patógeno se propagó a través de las células cancerosas y las erradicó, además de evitar hacerle daño a otras células que estaban en perfecto estado.

Por otro lado, los tumores que fueron inyectados con Zika experimentaron una reducción significativa de su tamaño en tan sólo dos semanas. Asimismo, los roedores vivieron por más tiempo en comparación con otros ratones a los que se les administró un simple placebo.

Sin embargo, como expuso LiveScience, el uso del Zika para tratar cánceres cerebrales sigue siendo prematuro. Harán falta muchos otros estudios que sostengan la eficacia de este tipo de tratamientos en la lucha contra el cáncer. El equipo continúa trabajando arduamente para hacer del virus más débil y maleable, con el fin de reducir su volatilidad en el organismo.

“Esperamos generar nuevas mutaciones en la cepa para sensibilizar el virus respecto a su respuesta inmune y evitar que este se salga de control”, dijo el Dr. Diamond. “Cuando consigamos añadir unos cuantos cambios más en la estructura del virus, creo que podremos utilizarlo sin riesgo de enfermedades u otros efectos nocivos”.

Créditos: St. Louis Post-Dispatch, Wikipedia.org, LiveScience.com, Redorbit.com, Journal of Experimental Medicine, OMS.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>