Puntos Cuánticos Podrían Potenciar los Antibióticos en un 1.000%

18 octubre 2017  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Puntos cuánticos

Los puntos cuánticos, utilizados actualmente en experimentos relacionados con la espectroscopia fotoelectrónica, además de estar destinados a monitorear la forma como los fármacos y otras moléculas se mueven a través del cuerpo humano, podrían tener un papel fundamental en el área de la salud.

Científicos han diseñado nanopartículas de punto cuántico capaces de producir sustancias químicas que dejan a las bacterias del cuerpo más vulnerables frente a los antibióticos. Con esto, se espera avanzar en la lucha contra bacterias patógenas altamente resistentes a los fármacos, como las superbacterias y las diferentes infecciones que causan.

En el presente estudio, los antibióticos potenciados por puntos cuánticos mostraron ser mil veces más efectivos en el combate contra las bacterias en comparación con los antibióticos tradicionales. Estos semiconductores (los puntos cuánticos) tenían un ancho similar al de una hebra de ADN, es decir, unos 3 nanómetros de diámetro.

Los puntos fueron desarrollados utilizando telururo de cadmio, un compuesto cristalino muy común en el uso de energía fotovoltaica. Los electrones reaccionaron a la luz verde de una manera muy particular, uniéndose con moléculas de oxígeno presentes en el organismo y generando superóxido. Las bacterias que absorben esa sustancia se hacen incapaces de defenderse contra los antibióticos, debido a que su química interna entra en desequilibrio.

Los puntos cuánticos fueron descubiertos por los científicos rusos Aleksey Ekimov y Alexander Efros, en 1981. Foto: Wikimedia.org

Los puntos cuánticos fueron descubiertos por los científicos rusos Aleksey Ekimov y Alexander Efros, en 1981. Foto: Wikimedia.org

El equipo realizó diferentes concentraciones de puntos cuánticos en cada uno de los cinco antibióticos seleccionados para obtener muestras contrastables. Luego, añadieron el producto de prueba a cinco cepas de bacterias altamente resistentes a los medicamentos. En los 480 ensayos, alternando diferentes combinaciones de puntos cuánticos-antibióticos-bacterias, el 75% de los casos mostraron una notoria interrupción en el crecimiento bacteriano. Mientras que en algunos se logró la erradicación total del microorganismo.

Resistencia bacteriana

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la resistencia contra los antibióticos es una de las amenazas más graves para la seguridad alimentaria y sanitaria a nivel global. El problema puede afectar a cualquier persona en cualquier país. De hecho, infecciones como la gonorrea, neumonía o la tuberculosis, que antes eran fáciles de tratar, se están volviendo cada vez más difíciles de sanar debido a su resistencia a los fármacos.

Además, dicha resistencia encarece los costos médicos y prolonga la estadía de los pacientes en los hospitales. Por otro lado, pese a que las bacterias muten naturalmente para sobrevivir, volviéndose estas más fuertes, el uso indiscriminado de antibióticos en animales y personas está acelerando este proceso.

Únicamente en Estados Unidos al menos 2 millones de personas se ven afectadas por el mencionado mal. Y, de no hacer nada para enfrentar la problemática, en el año 2050 podría cobrar 10 millones de vidas humanas.

Las bacterias son microorganismos procariotas que presentan un tamaño de unos pocos micrómetros (por lo general entre 0,5 y 5 μm de longitud) y diversas formas. Foto: Pixabay.com

Las bacterias son microorganismos procariotas que presentan un tamaño de unos pocos micrómetros (por lo general entre 0,5 y 5 μm de longitud) y diversas formas. Foto: Pixabay.com

Los investigadores trabajan en distintas técnicas para superar el desafío. Algunos utilizan CRISPR para atacar directamente las bacterias, mientras otros buscan respuestas en el estudio de cómo las hormigas combaten hongos perjudiciales. Los científicos intentan hallar los orígenes genéticos de esta fortaleza bacteriana, para lo cual, incluso han llegado a enviar microorganismos al espacio para documentar su comportamiento.

Sin embargo, una desventaja en el uso de puntos cuánticos sería la necesaria presencia de luz para activar el proceso. Las ondas tienen que venir de alguna parte y sólo pueden irradiar unos pocos milímetros de profundidad. Aunque los especialistas ya están trabajando en el desarrollo de un segundo sistema que utilice luz ultravioleta, la cual tiene la capacidad de traspasar el cuerpo humano.

Fuentes: Sciencemag.org, Futurism.com,  Wikipedia.org

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>