¿Cómo sobrevivía el Psittacosaurus?

Siempre pensamos en los dinosaurios como criaturas grandes e imponentes, que causaban temor al resto de los animales. Pero, hace 100 millones de años, existía uno que poseía características diferentes. El psittacosaurus, del tamaño de un perro y con un pico similar al de un loro, era capaz de mezclarse en el ambiente tanto como le fuera posible.

El psittacosaurus vivió en el periodo cretáceo. Se cree que habitó gran parte de Asia, pues sus fosiles se han encontrado en China, Mongolia, Rusia e inclusive una especie distinta en Tailandia.

En un nuevo estudio publicado por Current Biology, los investigadores han reconstruido los colores y tonalidades del Psittacosaurus. Esto lo lograron gracias a los estudios realizados a los fósiles de un espécimen de este dinosaurio. Aparentemente parte de su piel logro conservarse. Este factor ayudó a los científicos a descifrar rápidamente sus colores.

El color en la parte baja del dinosaurio eran más claros que en su espalda, algo muy visto en los animales hoy en día. Esto es conocido como contra sombreado. Los pingüinos, por ejemplo, poseen estómagos claros y su espalda oscura para hacerlos menos propensos a ser detectados por sus depredadores cuando se encuentran en el agua.

En la superficie, el contra sombreado también es usado para mezclarse, haciendo que los científicos se preguntaran, ¿en qué ambiente el contra sombreado del psittacosaurus sería más efectivo?. Para averiguarlo los investigadores crearon un modelo tamaño real de esta criatura siendo lo más exacto posible a los fósiles. Luego, salieron a probar cómo interactuaba el cuerpo de psittacosaurus con la luz, los colores y las distintas características de los diferentes ecosistemas, buscando situaciones y puntos específicos que esta criatura podría haber aprovechado para mezclarse con el ambiente.

Modelo de psittacosaurus utilizado para prueba.

Se llegó a la conclusión que los colores en el fósil eran excelentes para un animal que viviese en el bosque. La razón es porque en los bosques la luz tiende a ser menos directa por la presencia de los árboles. Los investigadores especularon que este tipo de patrón de color ayudó al dinosaurio a ocultarse de sus depredadores y a mezclarse perfectamente con el entorno.

DEJA TUS COMENTARIOS