El Próximo Paso de la Ciencia Para Detener el Envejecimiento

20 octubre 2017  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Primeras pruebas

Investigadores de la Universidad Case Western Reserve, en Ohio (EE.UU.), han logrado controlar la salud y vida biológica de gusanos nematodos (foto de referencia) mediante manipulación molecular, lo que podría contribuir a detener drásticamente el envejecimiento otros organismos biológicos.

“Descubrimos que aumentando o disminuyendo artificialmente los niveles de las denominadas proteínas: ‘Factores de Transcripción tipo Krüppel‘ (KLF, por sus siglas en inglés), podemos alterar el tiempo vital de los gusanos”, comentó el Dr. Nelson Hsieh, autor principal del estudio. “Dado que estas proteínas también se encuentran en los mamíferos, es posible afirmar que podríamos obtener resultados similares en ellos”.

Las pruebas en otros organismos son esenciales para la investigación. Para estudiar una enfermedad o proceso biológico humano, no es posible realizar las pruebas necesarias en personas por cuestiones de orden ético. De esta forma, los ensayos en organismos con una composición bioquímica similar a la humana nos permiten observar el comportamiento de un virus, bacteria o vacuna en un organismo vivo sin tener que comprometer la salud de un individuo. Por eso cobra relevancia para el desarrollo científico este tipo de estudios en gusanos nematodos, en cuanto le permite a los investigadores emular los posibles efectos en el cuerpo humano.

Aplicación en seres humanos

La investigación también demostró que los gusanos con altos niveles de proteínas KLF, tuvieron una vida más extensa y saludable que sus pares normales. Así, el equipo determinó que la función de estas enzimas es controlar la autofagia -un mecanismo de “control de calidad” que permite a las células eliminar residuos, como proteínas que se acumulan con el paso del tiempo-. Cuando dicho proceso se ralentiza debido al paso del tiempo, aparece la vejez; por lo que controlar la autofagia podría detener el envejecimiento.

Con el paso de los años, las células son menos capaces de realizar estas funciones de reciclaje y eliminación de residuos. Una vez que se acumulan niveles insostenibles de desechos, la supervivencia celular se ve amenazada. Así, los gusanos que carecían de proteínas KLF padecían una autofagia no-controlada y por lo tanto, morían antes.

Los investigadores planean estudiar cómo la autofagia afecta la función de los vasos sanguíneos, con el fin de desarrollar mecanismos para incorporar las proteínas KLF en seres humanos.

“Observar que la cantidad de KLF disminuye con la edad y que mantener sus niveles en el tiempo podría detener el envejecimiento, resulta muy intrigante. Más allá de cuestiones de vanidad, conservar una salud joven previene múltiples afecciones, como la hipertensión arterial y la demencia”, dijo Mukesh K. Jain, participante del estudio.

Detener el envejecimiento nos ayudaría a erradicar las enfermedades propias de la edad. Foto: Pixabay.com

Detener el envejecimiento nos ayudaría a erradicar las enfermedades propias de la edad. Foto: Pixabay.com

“A medida que la población mundial envejece, necesitamos saber qué sucede con nuestros órganos, ya que confiamos plenamente en sus funciones hasta el final de nuestras vidas”, agregó el Dr. Hsieh. “Nuestros hallazgos ilustran qué ocurre a nivel biológico durante el envejecimiento, proporcionando una base sobre la cual trabajar y así prevenir sus procesos adversos”.

Fuentes: Nature.com, Futurism.com, Wikipedia.org.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>