Los Límites Éticos de la Cría Selectiva en Animales

3 noviembre 2017  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

La manipulación humana de las especies

Como seres humanos, no nos hemos detenido a pensar el peligro en el que ponemos a los animales a causa de nuestras acciones o deseos egoístas. Desde hace milenios, hemos adiestrado y domesticado diferentes especies, enseñándoles a ser más dóciles, al tiempo que demostramos nuestra superioridad evolutiva.

La humanidad ha sido capaz de crear nuevas razas mediante la cría selectiva tanto para satisfacer necesidades, en su mayoría de orden superficial (como el caso de los chihuahuas) como para mostrarnos a nosotros mismos que podemos hacerlo.

Un ejemplo icónico en el cine contemporáneo es la figura de César, de la película El planeta de los simios. Un chimpancé superdotado gracias a la ingeniería genética, que eventualmente se vuelve tan inteligente que supera en habilidades cognitivas a los humanos.

Asimismo, en la más reciente entrega de la saga Jurassic Park, titulada Jurassic World, somos testigos de cómo los científicos alteran el ADN de un dinosaurio para hacerlo más listo, fuerte y rápido que los demás, conocido en la película como Indominus Rex, el cual como era de esperarse, escapa del control humano.

Aunque no existe un verdadero análogo en el mundo real de César o del Indomius Rex, es un hecho que el hombre ha modificado libremente diversas especies como perros, caballos o cerdos. Así, destaca hoy en día la moda mundial de los exóticos mini pig; pese a que con frecuencia no se les dan los cuidados que merecen y ponen a estos animales en un serio peligro.

Animales en peligro

Los mini pig son una variedad de cerdo doméstico modificado por el humano. Foto: Pixabay.com

Los mini pig son utilizados tanto de mascotas como para investigaciones médicas. No obstante, quienes adquieren alguno de estos tiernos animales, suelen resultar extremadamente ignorantes en cuanto a su alimentación y salud en general.

Nefastas consecuencias genéticas

En 2015, la cadena de noticias estadounidense CBS News, alertó sobre el gran descuido que había de los mini pigs en todo el país norteamericano. Se evidenció cómo los propietarios de estos animales no se preocupaban por su alimentación, ya que según afirmaron, los vendedores les informaron que podían sobrevivir sin problemas (los cerdos) en base a una restringida dieta . Como resultado, los animales terminaron asaltando despensas y botes de basura, adquiriendo tamaños inesperadas y poco saludables para su raza.

Según los expertos, los mini pig necesitan alimentos especiales que les permitan mantener su pequeño tamaño. De lo contrario, pueden llegar a pesar más de 60 kilos, peso para el que su organismo no está preparado. Esto inevitablemente hará que desarrollen diversas enfermedades que incluso pueden llevarlos a la muerte.

Por otro lado, los perros fueron criados en un principio para la caza y el pastoreo, pero hoy el mejor canino parece ser aquel que sea más dócil. Los pugs y bulldogs franceses, por ejemplo, poseen un riesgo genético de padecer problemas respiratorios, consecuencia del síndrome braquicefálico, una enfermedad canina.

Según un estudio llevado a cabo en el 2013, se reveló que los perros braquicéfalos (familia de canes creados por el hombre entre los que se encuentran los bulldogs, pugs, entre otros) tienen serias dificultades para ejercitarse. Además, son muy susceptibles al sobrecalentamiento de su organismo pasados los 19ºC y padecen serios trastornos del sueño.

jgkgk

Todo la familia de perros braquicéfalos son una muestra de cómo los seres humanos pueden poner a los animales en peligro por intereses egoístas. Foto: Unsplash.com

Tampoco escapan de la manipulación humana los caballos. Conforme la revista New Scientist, desde hace algunos años se han popularizados los rasgos que poseen los caballos árabes, caracterizados por tener un rostro fino y delicado. Sin embargo, esta peculiaridad los hace propensos a sufrir serias dificultades respiratorias producto de su delgada nariz.

Resultado de imagen para king Magnum RCF

Un potro árabe de 9 meses llamado El Rey Magnum RCF, está siendo criado selectivamente para exagerar aún más dicha singularidad. Créditos: Veterinary Record.

En declaraciones para el periódico británico Veterinary Record, el experto equino Tim Greet expuso las graves consecuencias que tendría para un caballo alterar la forma de su nariz, ya que a diferencia de una persona o un perro, este sólo respira por medio de las fosas nasales y no por la boca.

Un problema ético

“Los inconvenientes surgen cuando la cría selectiva busca destacar un aspecto del animal que para nosotros resulta estético, pero para él es perjudicial”, comentó Jonathan Pycock, experto en reproducción equina y presidente de la British Equine Veterinary Association.

Para contrarrestar el problema, diversas organizaciones apuestan por educar a los criadores equinos sobre las negativas consecuencias que conlleva querer marcar en los animales determinados rasgos físicos.

Las modificaciones genéticas en animales son un tema que debe ser abordado de manera global cuanto antes, con el fin de evitar que se transforme en un problema ético más serio de lo que ya es.

El deseo de tener un cerdo o un caballo más lindo es hasta cierto punto comprensible, pero definitivamente no debe ser a expensas de la vida y bienestar del animal. Poner la salud de los animales en peligro, haciéndolos vivir una vida dolorosa por razones egoístas y superficiales es, sencillamente, inaceptable.

Fuente:  New Scientist, Futurism.com, Veterinary Record, CBS News

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>