Klotho, la Proteína Anti-Edad que Hace a los Ratones Más Inteligentes

14 agosto 2017  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Gracias a una inyección de Klotho, una hormona asociada con la longevidad, los ratones parecieran volverse más inteligentes.

Hace dos décadas investigadores japoneses descubrieron que esta enzima desempeña un papel importante en el proceso del envejecimiento. Aquellas personas con mayores cantidades de Klotho en su organismo tienen la tendencia a vivir más y conservar mejor sus facultades cognitivas.

“Existen personas mayores que a pesar de poseer una edad avanzada y padecer enfermedades propias de los años, mantienen sus capacidades cerebrales muy agudas”, comentó la doctora Dena Dubal, neurobióloga en la Universidad de California (EE.UU.), a la revista Popular Science.

Dubal es autora de un estudio publicado en la revista Cell Reports, el cual analiza lo que ocurre en las funciones cerebrales cuando se inyecta la proteína Klotho en ratones.

Por encima de las razones de vanidad que podrían acompañar el hecho de vivir por más tiempo, los investigadores intentan reducir las enfermedades que conlleva el paso de los años. Si lograsen encontrar la forma de reducir el envejecimiento, o al menos sus efectos, podrían disminuir el deterioro cognitivo en los ancianos, así como mermar enfermedades cardiacas o relacionadas con la diabetes.

“Hace algunos años descubrimos que en poblaciones humanas donde habían altos niveles de Klotho, las personas conservaban mucho mejor sus facultades cognitivas durante la tercera edad”, dijo Dubal.

Mientras mayor cantidad de Klotho haya en tu cuerpo, mayor será el potencial para que alcances una edad avanzada.

El Klotho es una proteína transmembranal que proporciona cierto control sobre la sensibilidad a la insulina y está implicada en el envejecimiento. Foto: Unslplash.com

El Klotho es una proteína transmembranal que proporciona cierto control sobre la sensibilidad a la insulina y está relacionada con el envejecimiento. Foto: Unslplash.com

Estudios previos ya han analizado el impacto del Klotho en la longevidad y salud del cerebro, pero utilizando ratones modificados genéticamente. Los genes de estos roedores fueron alterados para permitirles producir más, o menos, Klotho.

Las investigaciones encontraron que los ratones modificados para producir más Klotho vivieron más tiempo, lo cual resulta prometedor. Sin embargo, alterar genéticamente seres humanos todavía es un tema polémico y de grandes debates éticos.

Además, si bien los embriones que puedan ser intervenidos a día de hoy pudiesen tener mejor calidad de vida en el futuro, la enzima no generaría muchos cambios para los que ya hemos nacido. Así pues, Dubal quiso determinar si la inyección de Klotho, administrada como suplemento hormonal, serviría efectivamente para mejoras cognitivas.

Un experimento exitoso

Para el estudio, se inyectaron dosis de la proteína en tres tipos de ratones. Unos jóvenes, otros viejos y algunos alterados genéticamente con la intención de conseguir resultados similares a los que se obtendrían en pacientes humanos con Parkinson o Alzheimer.

Según la doctora, “en apenas unas horas, mostraron un incremento en sus capacidades cognitivas”.

Ya que no es imposible evaluar el coeficiente intelectual de estos animales, fueron sometidos a pruebas en laberintos de agua para determinar su capacidad cerebral, basados en la habilidad que mostraban para orientarse.

Observaron que los roedores inyectados diariamente con Klothos, poseían una destreza superior a la hora de explorar el laberinto. Del mismo modo, cuando se trataba de encontrar una plataforma oculta en la prueba, terminaban siendo más eficientes.

El ratón de laboratorio es un roedor, usualmente de la especie Mus musculus, que se utiliza para la investigación científica. Su cariotipo está compuesto por 40 cromosomas y suelen ser albinos. Foto: Pixabay.com

El ratón de laboratorio es un roedor, usualmente de la especie Mus musculus, que se utiliza para la investigación científica. Su cariotipo está compuesto por 40 cromosomas y suelen ser albinos. Foto: Pixabay.com

“Les realizamos pruebas dos semanas después del laberinto y continuaban demostrando una inteligencia privilegiada”, comentó Dubal. Quien añadió, “la proteína en sus cuerpos, combinada con entrenamiento y estimulación cerebral, tuvieron efectos duraderos en los animales”.

Puntos a considerar

Primero, esto fue un experimento en ratones, no en humanos. Si bien es increíblemente prometedor, los resultados del estudio son a corto plazo y no dedujeron los posibles efectos secundarios.

Por otro lado, está demostrado que los niveles bajos de Klotho se relacionan también con el estrés, no solamente con la genética. Por lo que si deseas conservar buenos niveles de esta proteína, considera hacer ejercicios de relajación como el yoga.

Asimismo, los investigadores no están seguros de cómo llega el Klotho al cerebro, ya que es una proteína demasiado grande como para que pueda acceder directamente al mismo. Hasta ahora, sólo se ha estudiado al cerebro en forma distinta al resto del cuerpo, como una central encargada de dar órdenes a nuestro organismo. Pero gracias a esta investigación y otros estudios similares, cada vez se obtiene una mejor comprensión sobre la relación cuerpo-cerebro, especulando la posible incidencia del primero sobre el segundo para hacerlo más resistente.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>