¿Estamos Preparados Para Enfrentar una Pandemia Mundial?

9 enero 2018  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Riesgo de infección

Generalmente estamos familiarizados con lo que significa “estar enfermo”, es decir, la gente sabe cómo las enfermedades y los virus pueden dañar el cuerpo y causar una variedad de síntomas: agotamiento, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones, etc. Pero a pesar de este conocimiento público, un aspecto que a menudo se malinterpreta o se ignora es cómo se propagan éstas enfermedades y qué tan rápido pueden transmitirse de persona a persona.

Seguramente, una epidemia o pandemia mundial puede parecernos algo grave, sin embargo, pareciera ser que estamos lo suficientemente avanzados como civilización para no tener que preocuparnos. ¿Cierto? Bueno, lamentablemente no es así. Resulta que somos mucho más propensos de lo que creemos ante tales enfermedades masivas.

A inicios del 2016, las Naciones Unidas plantearon el crítico hecho de la resistencia a los antibióticos. Más tarde, a partir del mes de septiembre, empezaron a escasear los medicamentos que se habían desarrollado con la finalidad de combatir las bacterias resistentes a los antibióticos. Al momento, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, explicó que sin esas nuevas medicinas, las enfermedades comunes tienen el potencial de convertirse en una amenaza seria para la sociedad: “Hay una necesidad urgente de invertir en la investigación y el desarrollo de infecciones resistentes a los antibióticos –entre ellas incluida la tuberculosis. De lo contrario, nos veremos obligados a regresar al tiempo en el que las personas temían padecer de infecciones comunes y arriesgaban sus vidas a causa de una cirugía menor”.

Preparándonos para un brote

La posibilidad de una inminente pandemia mundial ha sido un tema candente en el 2017. El Washington Post escribió en abril que la administración actual a nivel mundial no está preparada para manejar una pandemia a grandes escalas. En mayo, la revista Time escribió que el mundo no está listo para una pandemia –aparentemente– inevitable, y Business Insider documentó varias opiniones de médicos expertos respecto a su preocupación sobre éstas enfermedades y la posibilidad de una pandemia.

Es considerada la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas.

La Gripe Española es considerada la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas. Foto: Wikimedia.org

Por su parte, el Dr. Gerald A. Evans, profesor de Medicina, Ciencias Biomédicas y Moleculares, y Patología y Medicina Molecular en la Universidad de Queen (Canadá), planteó una medida preventiva mucho más específica y que debería ser implementada cuanto antes: la vigilancia.

Actualmente, las operaciones de vigilancia necesitan mejoras para mantenerse al día con el mundo moderno, pero tales modificaciones requieren de un apoyo financiero importante y de las buenas relaciones entre los países y sus respectivos gobiernos y organizaciones. Más aún, las ideas de Evans sobre lo que necesita actualizarse y desarrollarse no se reducen sólo a la vigilancia. Afirma que en un futuro desearía que se realizaran más investigaciones sobre el desarrollo de vacunas y medicamentos, sobre todo para agilizar su fabricación. No conforme, Evans observa que el mundo necesita una infraestructura global más robusta, especialmente si queremos “cuidar de manera eficiente a las personas afectadas que habitan en entornos de escasos recursos y no sólo a aquellas que se encuentran en el mundo desarrollado”.

Propensos a una epidemia

Pero, ¿qué tan cerca estamos de experimentar una pandemia mundial? ¿Cuál enfermedad será la culpable? El Dr. Evans sostiene  que –definitivamente– se tiene prevista una en las próximas décadas: “Sin duda y casi con certeza dentro de los próximos 50 años”, dijo Evans. “Las únicas incógnitas son: ¿Cuándo? ¿Y de qué patógeno?” Respecto a esto último, comentó que el patógeno con más probabilidades de causar una pandemia es un virus respiratorio zoonótico (es decir, derivado de un animal).

La rabia es un ejemplo de enfermedad

La rabia es un ejemplo de enfermedad por zoonosis. Foto: Wikimedia.org

Otros, por el contrario, predicen que el mundo será sacudido por un patógeno, mucho antes de lo que se espera. En la 53ª Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania), suscitada en febrero, el fundador y filántropo de Microsoft, Bill Gates, dijo que cerca de 30 millones de personas podrían ser asesinadas por un patógeno aéreo en los próximos 15 años. Comparado con la predicción de Evans, la de Gates suena mucho más fatalista e inmediata, pues declara que “ya sea por un capricho de la naturaleza o a causa de un terrorista, los epidemiólogos han dicho que un patógeno aéreo arrojado podría ser capaz de matar a más de 30 millones de personas en menos de un año”. Y añade que estos aseveran la existencia de una probabilidad razonable de que el mundo experimente tal brote en los próximos 10-15 años.

Cuidándonos a nosotros mismos

Puesto que nuestro nivel de preparación frente a la posibilidad de una pandemia es mucho más bajo de lo que nos han aconsejado, nuestros problemas pueden comenzar incluso antes de que llegue cualquier patógeno hipotético. Como se dijo anteriormente, si bien las personas entienden la propagación de bacterias, es menos probable que entiendan –o  se preocupen, por la rapidez con la que éstas actúan. Mientras se ignore este elemento clave, es posible que nunca seamos capaces de luchar –realmente– contra las pandemias y los brotes.  Evans añadió: “Absolutamente, el público laico subestima la probabilidad y la rapidez de que esto pueda suceder; basta con ver la pandemia de gripe H1N1 en 2009”.

Los avances hasta ahora

Ahora bien, a pesar de todas estas predicciones, siguen habiendo avances importantes en materia de salud y medicina. Está el caso de los probióticos y los eligobióticos, fabricados por CRISPR, que tienen el potencial de estimular la salud humana y ayudar a combatir las bacterias resistentes a los antibióticos. Los científicos han logrado introducir puntos cuánticos en éstos, haciéndolos más eficientes al momento de matar superbacterias peligrosas. Pero aún más interesante, son algunos resultados obtenidos del uso de antiguos virus que podrían ayudarnos en la lucha contra bacterias resistentes a los antibióticos, posibilitando incluso, la reversión de esa misma resistencia.

Si bien todavía no hemos perdido la lucha contra las pandemias, tal vez sea demasiado pronto para afirmar que seremos capaces de seguir ganando sin grandes pérdidas. Sigue siendo necesario hacer un importante trabajo de investigación y cooperación antes de que llegue el próximo brote mundial.

Finalmente, todo se reduce al conocimiento: cuánto entiende la humanidad sobre las enfermedades y los virus. Si somos capaces de implementar los cambios sugeridos por el Dr. Evans y acelerar la investigación sobre curas y tratamientos, la próxima pandemia mundial podría pasar a la historia poco tiempo después de que comience.

Fuentes: StatNews.com, Futurism.com, Cdc.gov

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>