Otra Víctima del Calentamiento Global: El Cerdo Hormiguero

MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Una reciente investigación llevada a cabo en el continente africano, dio a conocer que los cerdos hormigueros no pueden adaptarse a las inclementes temperaturas del verano. De los 6 animales que fueron rastreados durante el estudio, 5 resultaron muertos. Los cadáveres se caracterizaban por tener los huesos sobreexpuestos, un claro indicio de muerte por inanición.

La pérdida del cerdo hormiguero en el África subsahariana podría tener un efecto dominó, señalaron los investigadores, en el nuevo estudio publicado este mes de julio, en la revista Biology Letters. Las madrigueras de los animales sirven de refugio para otras 27 especies, escribió el biólogo evolutivo de la Universidad de Lyon (Francia), Benjamin Rey, junto a su equipo.

El Cerdo Hormiguero Frente a las Sequías

Cerdo Hormiguero

La similitud del cerdo hormiguero con los osos hormigueros americanos y los pangolines es sólo aparente y debida a la convergencia evolutiva. Foto: Nationalgeographic.com

Los cerdos hormigueros son una especie de mamíferos tubulidentados, que se alimentan solamente de hormigas y termitas. Habitan en regiones semiáridas del África subsahariana, donde es probable que las temperaturas aumenten sin precedentes debido al cambio climático.

Rey y su equipo etiquetaron seis cerdos hormigueros en la Reserva Tswalu Kalahari, de Sudáfrica, en julio de 2012. Luego, los rastrearon durante el verano del hemisferio sur, hasta marzo de 2013. Las etiquetas contaban con sensores que medían la temperatura de los animales, indicando a los investigadores que los mismos mantuvieron una temperatura saludable durante toda la temporada.

No obstante, de los seis, únicamente un solo cerdo hormiguero sobrevivió. Cabe mencionar que el verano de 2012-2013, resultó ser uno de los más secos que se haya tenido registro en la reserva. La temperatura promedio fue de 40 grados centígrados, alcanzando topes de 55, según el biólogo. Apenas si llovió en el mes de marzo. El suelo, por su parte, era un 23% menos húmedo, en comparación con los últimos 35 años. Asimismo, los vientos soplaron 32% más rápido, frente al mismo periodo de tiempo, ocasionando una sequía abrumadora.

Efectos Colaterales

Los cerdos hormigueros no pudieron soportar estas condiciones inusuales. A comienzos de la temporada, los bio-rastreadores detectaron temperaturas estables en los animales, marcando entre 35 y 37 grados centígrados.

Pero en la medida en que se fue desarrollando el verano, tremendamente caluroso y seco, los mamíferos comenzaron a experimentar fluctuaciones en su temperatura corporal, que variaban en hasta 8,6 grados. Los cambios hicieron que los cerdos hormigueros disminuyeran su temperatura. Igualmente, hubo una alteración en su conducta, pasando de ser criaturas nocturnas al principio de la temporada, a ser diurnos cuando finalizara.

La razón de semejante cambio, explica el equipo, probablemente se deba a que sus presas empezaron a escasear, ya que un suelo tan seco puede llegar a ser hostil para hormigas y termitas. La caída en la temperatura de los animales, sólo indicaba que morían de hambre. Al momento del hallazgo, estaban delgados, con las caderas y costillas pegadas a la piel.

Cerdo Hormiguero

Los cerdos hormigueros son criaturas solitarias, los machos sólo se acercan a las hembras para copular durante la temporada de apareamiento. Foto: Nationalgeographic.com

En el corto y mediano plazo, lo que se espera es que las temperaturas sigan aumentando en el África subsahariana, representando una condena de muerte para el cerdo hormiguero. Expertos ya han visto como en Australia, el declive en las excavaciones hechas por especies autóctonas, tiene un impacto directo sobre el ecosistema, ya que muchos otros animales dependen de esos refugios para abrigarse. Lo mismo podría suceder en África, concluyó el equipo.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>