¿Los Animales Tienen Menopausia?

16 octubre 2017  |  MundoCiencia Oficial
Compartir en:

Las mujeres experimentan la menopausia entre los 45 y 55 años, aunque no son las únicas del reino animal que ven afectada su capacidad para reproducirse con el paso del tiempo. Científicos saben hace tiempo que algunas especies de animales padecen síntomas similares a las hembras humanas, a los que denominan senescencia reproductiva.

No obstante, los humanos somos la única especie capaz de vivir por mucho más tiempo pasado el final de la fecundidad, así lo afirmó un equipo de investigadores.

En las últimas décadas han surgido numerosos estudios afirmando que la menopausia, o “vida post-reproductiva”, ocurre en un gran número de animales. Ejemplo de ello son los peces guppy, que según los investigadores tienen su propia versión de la menopausia. Estas criaturas pasan aproximadamente el 13.6% de su vida en la fase post-reproductiva.

De hecho, tal “menopausia” parece ser algo común entre diferentes tipos de peces, aves, mamíferos e invertebrados, de acuerdo con una investigación publicada el 2015 por la revista Trends in Ecology & Evolution. Cabe resaltar que una vez finalizada la etapa reproductiva, la mayoría de esos animales no viven mucho tiempo.

Sin embargo, hay excepciones. Tal es el caso de las orcas, que si bien sólo se reproducen entre los 12 y 40 años, pueden vivir en libertad hasta 9 décadas. También algunos insectos, como los áfidos, pueden extender su vida superado el periodo reproductivo, para defender la colonia.

Las orcas poseen estructuras sociales complejas, donde las abuelas juegan un papel fundamental. Foto: Pixabay.com

Las orcas poseen estructuras sociales complejas, donde las abuelas juegan un papel fundamental. Foto: Pixabay.com

¿Por qué existe la menopausia?

Para esta pregunta la respuesta más aceptada es la “hipótesis de la abuela”. En resumen, la teoría sugiere que las hembras dejan de reproducirse temprano para ayudar a sus hijos y nietos a sobrevivir. En el caso de las orcas esta conjetura parece muy acertada, puesto que las ballenas mayores son un gran depósito de conocimiento ecológico, especialmente a la hora de encontrar alimentos. Los investigadores descubrieron que las madres influyen significativamente en la supervivencia de sus hijos, aun cuando estos son adultos.

Curiosamente, en los elefantes, las matriarcas son vitales para la manada, aunque no pasan por la menopausia.

La diferencia aquí radica en cómo están conformados los grupos. Los hijos e hijas de las orcas permanecen en los grupos que nacieron. Así, con el tiempo, las madres se relacionan cada vez más con sus vecinos, dando motivos para pasar de la reproducción a ayudar a su descendencia. Por otro lado, en la sociedad de elefantes, los hijos abandonan el grupo de nacimiento, por lo que las madres no se relacionan más con sus compañeros de grupo a medida que envejecen.

Los elefantes suelen vivir de 50 a 70 años, pero registros antiguos documentan edades máximas de 82 años. Foto: Pixabay.com

Los elefantes suelen vivir de 50 a 70 años, pero registros antiguos documentan edades máximas de 82 años. Foto: Pixabay.com

Entre tanto, la investigación en orcas también muestró que cuando dos generaciones se reproducen simultáneamente en el mismo grupo, las crías de la generación anterior tienen 1,7 veces más probabilidades de morir. Esto posiblemente se deba a que las féminas más jóvenes se enfocan sólo en sus ballenatos, mientras que las mayores crían, además de sus propios hijos, a sus nietos.

En seres humanos primitivos, las hijas migraban a nuevas familias. Una hija inicialmente no tenía ninguna relación con el grupo hasta que tuviera hijos, pero a medida que crecía, se relacionaba cada vez más con el colectivo. Finalmente, ayudar a sus familiares a criar sus hijos sería más beneficioso genéticamente para ella, especialmente porque tener más crías pondría a sus nuevos hijos en competencia directa por recursos contra sus otros descendientes.

Fuentes: Trends in Ecology & Evolution, LiveScience.com, Wikipedia.org

 

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>